Centro de Educación Bilingüe en Sevilla - Wonderland
Centro en Sevilla de Educación Bilingüe - Wonderland

¿Cómo percibe el bebé el mundo a través de los sentidos? - Parte 1: 0 - 6 meses.

Los bebés, desde que nacen van desarrollando los 5 sentidos.

Vamos a recorrer ese fascinante mundo de los pequeños a través de los sentidos para profundizar un poco más en su desarrollo y en definitiva conocer mejor a nuestros hijos y cómo podemos contribuir a que crezcan sanos y felices teniendo en cuenta su sensibilidad.

1-2 MESES:

  • VISTA: El bebé empieza a observar con más atención los objetos y las caras conocidas y es capaz de girar la cabeza para seguirlos con la mirada. Tendrá preferencia por las caras familiares y será capaz de sonreírles.

    Su campo de visión es de 30 a 50cm de distancia. Es capaz de girar la cabeza y los ojos para seguir un objeto.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Le mostraremos un objeto de colores vivos y que haga ruido. Desplazando el objeto para que gire la cabeza y siga el objeto con sus ojos. También lo podemos hacer con nuestro propio dedo.
  • OÍDO: El oído es un sentido bien desarrollado en los bebés. Un ruido fuerte los asusta, una canción los relaja… El bebé cada vez es más curioso y su oído puede identificar sonidos y voces familiares. No puede identificar de dónde proviene el ruido, pero si es capaz de girar la cabeza en dirección al sonido que oye.

    Reconoce la voz de su papa y de su mama. Gira la cabeza hacia un lado si oye algún ruido, pero aún no lo sitúa

    * Lo que hacemos en Wonderland = Haremos sonar un sonajero o un juguete sonoro por detrás de su oreja sin que lo vea. Veremos cómo gira la cabeza en dirección del objeto. Es una buena forma de saber si tiene problemas auditivos. Un alto porcentaje de los niños, durante los primeros meses de vida, oyen mejor por el oído derecho que por el izquierdo.
  • GUSTO: En estos meses aún no hace falta introducirle ningún nuevo alimento, pero sí es preciso estimular el movimiento de succión.

    Prefiere el sabor dulce, porque desde la gestación se ha alimentado con líquido amniótico, que contiene un alto grado de azúcar.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Para estimular la succión: darle pequeño masaje en los labios con la yema de los dedos. Darle masaje en la parte interior de las mejillas y en el paladar. Y darle pequeños golpecitos en las comisuras de los labios para que abran y cierren la boca. También nos podemos ayudar con el biberón, retirándoselo un poco y volviéndoselo a dar. Él bebe ira moviendo la cabeza y la boca buscando el modo de cogerlo para succionar.
  • TACTO: El sentido del tacto aporta información de carácter físico al cuerpo del bebé.

    Empieza a responder delante de diferentes texturas, consistencias y temperaturas: lisa-rugosa, suave-áspero, duro- blando, frío-caliente…

    * Lo que hacemos en Wonderland = Tocar objetos suaves como una pluma, un pañuelo de seda, una bolita de algodón, una bufando o una brocha de maquillaje. Durante los dos primeros meses, los niños no son sensibles al picor y al cosquilleo.
  • OLFATO: El olfato aún no está muy desarrollado. Tampoco hay ninguna propuesta de actividad para desarrollarla en estos meses. Distingue claramente el olor de su madre y los objetos que tienen su aroma. Es feliz cuando percibe olores agradables.

2-3 MESES:

  • VISTA: Normalmente, los juguetes son de colores vivos y variados. Sabiendo que los bebés responden mejor a contrastes evidentes, Wimmer Ferguson introdujo un nuevo tipo de juguetes con dibujos en blanco y negro de figuras simples y geométricas. Mantiene el contacto visual durante tres segundos. Puede mirar de lado a lado, de arriba abajo y en pequeños círculos.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Cogeremos un juego de cartas y dibujaremos figuras geométricas sencillas en blanco y negro. Hasta los 3 meses, el contraste entre esos dos colores llamara mucho la atención del bebé. Observar imágenes en blanco y negro favorecerá su capacidad de atención y concentración.
  • OÍDO: En este mes, el bebé ya es capaz de discriminar muchos sonidos, así como las voces familiares que escucha cada día. Muestra preferencia por los ruidos suaves y agudos, aunque es importante que viva en un espacio con todos los sonidos y ruidos habituales.

    Reacciona ante varios sonidos: sonajeros, voces, campanas... Y se escucha a el mismo, cuando llora o cuando se ríe.

    * Lo que hacemos en Wonderland = La caja de los sonidos. En una caja grande, pondremos diferentes objetos sonoros dentro de ella. Por ejemplo: sonajero, cinta con cascabeles, muñecos de goma que hagan ruido, aluminio, pandereta, campanillas, triangulo…
  • GUSTO: Chupando se tranquilizan, al mismo tiempo que estimulan el cerebro, ya que evocan los momentos que vivieron dentro del útero materno. Por ese motivo, si les quitamos los juguetes o el dedo de la boca, se ponen ansiosos. La succión tiene un efecto tranquilizante: mitiga el hambre, calma el dolor y la sobreestimulación.

    Se acerca todo a la boca de forma voluntaria, no como un acto reflejo.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Darle mordedores, chupete, juguetes para su succión. Pero sin añadirle nada, ni azúcar, ni zumos, ni miel…
  • TACTO: El bebé empieza a llevarse todo lo que consigue coger a la boca para explorar texturas y temperaturas.

    Distingue varias texturas con la boca: es su órgano de exploración más preciso.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Le daremos un juguete de plástico, apto para llevarse a la boca, que previamente habremos metido un rato en la nevera y un pañuelo o trapito que habremos calentado con nuestro cuerpo o con una plancha. Y observaremos su reacción con el frio y el calor.
  • OLFATO: El olfato es el sentido menos desarrollado en los bebés, aunque está demostrado que los niños y niñas aprenden a reconocer a sus padres por el olor que desprenden.

    Le atraen los buenos olores, sobre todo los de su mama y papa. Demuestra disgustos ante determinados personas por el olor que tienen.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Mojaremos una gasa o una bola de algodón con olores suaves y agradables: agua de rosas, extracto de vainilla, extracto de menta, aceites esenciales…

3-4 MESES:

  • VISTA: Hay que tener en cuenta que ambos hemisferios cerebrales tienen una forma diferente de procesar la información. Ante una imagen visual situada a la izquierda será el hemisferio derecho el que la capte. Si la imagen está a la derecha, sera el hemisferio izquierdo. El hemisferio izquierdo es verbal y analítico: abstrae y cuenta. El hemisferio derecho es no verbal y global: puede imaginar y elaborar metáforas.

    Es capaz de percibir objetos a diferentes distancias y seguirlos con la mirada. Distingue diferentes formas y medidas y se decanta por las que tienen colores más vivos.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Pintaremos un cara con rotulador en la palma de un guante de latex. Cada dedo puede ser de un color diferente. Moveremos los dedos a la altura de los ojos del recién nacido y haremos hablar al títere. Es importante que el bebé haga un seguimiento visual de la mano que se mueve.
  • OÍDO: Busca el origen del sonído y distingue voces conocidas.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Identificar voces. Es importante tener grabadas las voces de los papás hablando con ternura. Deben hablar de forma alternada. También viene bien tener una fotografía de cada uno de ellos. Le dejaremos escuchar la grabación, situando el aparato delante del recién nacido. Le mostraremos las dos fotografías y escuchando la voz, tiene que girarse hacia la fotografía correspondiente a la voz. Esta actividad engloba tres conocimientos: reconocer fotografías, reconocer voces y asociar las dos informaciones.
  • GUSTO: Antes de empezar a comer, se lame los labios.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Con el tiempo, nuestro bebés comerán con cucharas. De mientrás podemos dejar que juguen con ellas, que la descubran en todos los sentidos y que se familiricen con ella. Le dejaremos cucharas de plástico, de madera, de goma o silicona... grandes, pequeñas, duras, blandas,... Cuando se las demos, se las llevará a la boca y las morderá. Él mismo irá descubriendo cómo son y qué diferencias hay entre ellas. Mojaremos una cuchara con leche o fruta y dejaremos que la lama y la muerda.
  • TACTO: Si coge un sonajero, lo hará sonar.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Aprovecharemos un guante que ya no utilicemos para coser o pegar a las puntas dichos retales de telas o fibras de texturas diferentes: terciopelo, lana, gasa, algodón, goma, piel,... Acariciaremos con los dedos del guante varias partes del cuerpo del bebé. Lo acariciaremos también con los dedos de la otra mano desnudos, para que note la diferencia.
  • OLFATO: El olfato está relacionado con la intuición y desarrolla un papel decisivo en las relaciones personales. Los recién nacidos reconocen a sus padres y a los adultos de referencia por su olor y es posible que desconfien de alguien conocido también por su olor que pueda desprender. Los bebés prefieren los olores suaves y familiares a los olores fuertes, sobretodo desconocidos. Por lo tanto, es importante ir introduciendo olores nuevos, que el bebé guardará en su memoria, e ir observando sus preferencias.
    Se gira si percibe un olor desagradable.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Sentaremos al bebé en nuestro regazo, de espaldas a nosotros. En una mano, tendremos un trozo de manzana y en el otro, un trozo de apio. Acercaremos una mano hacia la nariz del recién nacido para que lo huela y se lo retiraremos. Después le acercaremos otro alimento. Es necesario que empecemos siempre por el olor más familiar y suave. Seguramente, el recién nacido querrá volver a oler el olor más agradable para él y acercará la cabeza. Podemos preparar otras parejas de alimentos que tengan olores bastantes contrastados. Por ejemplo: miel y cebolla, leche y ajo, tomate y limón...

4-5 MESES:

  • VISTA: Podemos estimular la vista de los bebés a través de los objetos en movimiento o imágenes fijas.

    Cada vez tiene más agudeza visual, sigue los objetos con la mirada y coordina el movimiento de la mano para cogerlos.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Todos los móviless llaman mucho la atención de los bebés, pero los que son en forma de espiral son particularmene atractivos. Las más adecuadas son las realizadas con maderita de colores o con varitas de plástico transparentes que, al girar reflejen colores. Este material tan clásico seduce al bebé cuando lo ve delante de sus ojos a suficiente distancia para no asustarse.
  • OÍDO: Reconoce voces y sonidos con más precisión y reacciona ante ellos. También reconoce su nombre.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Reciclaremos tubos de cartón como rollos de papel higiénico o del papel aluminio. Lo forraremos y pintaremos con colores llamativos. Y dentro de el, meteremos objetos pequeños, como piedras, arroz, canicas,.. y le pondremos dos tapas para que no se puedan salir. Lo haremos sonar y el niño se girará para el lado donde provien el sonido.
  • GUSTO: Empieza a comer sólidos.

    * Lo que hacemos en Wonderland = El niño o la niña, a partir de los cuatro meses, ya empieza a aceptar el sabor salado, que rechazaba de recién nacido, pero aún rehúsa el sabor ácido. Por ello es buena idea ponerlo en contacto con el olor y el sabor de los cítricos. Podemos cortar una naranja o un limón y acercarlo a la nariz del bebé. Después dejaremos que jugue libremente con ellos y que se los acerque a la boca.
  • TACTO: Percibe temperaturas y estados diferentes. Su herramienta de exploración sigue siendo la boca.

    * Lo que hacemos en Wonderland = El tacto es fundamental en la relación que tenemos con los niños y niñas. Cuando los acariciamos suavemente, los tranquilizamos y podemos llegar a calmar su llanto.

    Acariciando su cuerpo con elementos suaves, como una brocha de afeitar, plumas, o un pincel de maquillaje de pelo fino, les ofrecemos la posibilidad de sentir diferentes sensaciones táctiles muy agradables.
  • OLFATO: Reconoce los olores de su entorno.

    * Lo que hacemos en Wonderland = A los cuatro meses, los niños y niñas ya pueden distinguir los olores agradables de los desagradables. Es conveniente que les enseñemos a perecibir diversos olores de hierbas aromáticos, como la hierbabuena, el romero, el tomillo, y que, cuando lo hagamos, tratemos de acercarnos al máximo a una percepción sensorial directa de la naturaleza. Podemos poner una maceta con hierbabuena bien cerca del bebé para que interiorice su aroma y, después, acercarle a la nariz una ramita pequeña para que la huela más intensamente.

5-6 MESES:

  • VISTA: Cambia de posición para buscar una perspectiva mejor de lo que observa.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Para ayudar al bebé a desarrollar sus destrezas visuales, jugaremos con una linterna. Iluminaremos superficies u objetos, como si fuéramos un faro. La actividad se debe realizar a oscuras, o con una pequeña luz que no reduzca demasiado la intensidad de la linterna.

    Pasaremos la luz por juguetes y objetos muy queridos por el bebé diciendo, en voz alta, su nombre. Danzaremos la luz a ritmo de una música o una canción muy alegre. También podemos hacer sombras en la pared, empezaremos a movernos y a bailar para que nuestro cuerpo en movimiento se refleje en la pared y el bebé vea el movimiento de nuestra sombra como si fuera una película.
  • OÍDO: Reconoce tonos de voz diferentes, sonidos y canciones conocidas. Puede prever el sonido que puede hacer un objeto.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Ataremos un brazalete de plástico o de tela con cascabeles a la muñeca del niño o la niña. El sonido de los cascabeles lo estimulará a mover y agitar los brazos y las manos. Este juego es muy apropiado para aquellos bebés que tienen dificultades para mover sus extremidades. También podemos utilizar guantes con cascabeles cosidos. Si el niño o la niña tiene tendencia a mover más el brazo y la mano de un lado, le pondremos el brazalete en la muñeca del brazo contrario para así estimular más directamente su lado más pasivo. No es recomendable ponerselo en manos y pies a la vez.
  • GUSTO: Come alimentos semisólidos con cuchara.

    * Lo que hacemos en Wonderland = A partir de los cuatro o cinco meses, ya podemos empezar a proporcionar sabores diferentes en la alimentación de los niños. La fruta es un buen alimento para ir introduciéndolo progresivamente en su dieta. En un primer momento, el sabor de la fruta le resulta algo extraño, ya que no forma parte de su rutina diaria. Debe acostumbrarse a su sabor y a su textura y establecer una buena relación afectiva con este alimento.

    El momento de la comida de fruta debe de ser relajado, para que el bebé pueda disfrutar con este nuevo alimento. Es importante no frustarse si las primeras veces qeu prueba las papillas nos las tira por la cara o por los aires o bien si tan sólo quiere probar un poco.
  • TACTO: El tacto se hace más sensible para percibir texturas y cualidades. Explora la consistencia de los objetos examinándolos y golpeándolos.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Pondremos al bebé estirado en el suelo, sobre una superficie blanda, boca arriba. Le mostraremos un cabo de lana de un color vivo a unos 60cm de sus ojos. Lo iremos desovillando despacio de manera que la lana se vaya acercando a su cuerpo, sus brazos, y sus manos. Seguramente alargará los brazos para intentar tocar la lana. Lo ayudaremos para que la pueda coger cons sus manitas y que la lana se pueda enredar entre sus dedos. Esta sensación será muy nueva para él, ya que la zona de entre los dedos no suele tener muchas experiencias táctiles.
  • OLFATO: Distingue un amplio abanico de olores.

    * Lo que hacemos en Wonderland = Cogeremos al bebé en hombros y pasaremos por diferentes espacios de la escuela o de la casa, con el objetivo de ofrecerle una ronda sensorial olfativa donde puede explorar todo tipo de olores bien contrastados. Olfateará:
    • Las plantas y la hierba del patio o balcón.
    • La comida que se está cocinando en la cocina.
    • El olor del jabón, de las toallitas, de la colonia..

El exceso de estimulación puede fatigar mucho al bebé. Si pierde el interés o llora, hay que dejar la ronda para otro día, porque querrá decir que ya ha tenido bastante.


Ver más entradas del blog


    Teléfono: 954904499
    Email: hr@ceiwonderland.es
    Calle Juan de Mata Carriazo, 3.
    41018, San Bernardo, Sevilla