Inicio Blog Medidas frente al COVID 19

¡El 01 de septiembre abrimos las puertas de Wonderland de nuevo, con muchas ganas y mucha ilusión por el nuevo curso! Y, aunque estemos siempre divirtiéndonos un montón, nuestra primera prioridad es el bienestar de nuestros alumnos y nuestras alumnas. Este año, frente al COVID-19, hemos intensificado las medidas de higiene y seguridad de la guarde, para asegurar la salud de nuestros peques. En este blog queremos detallar algunas de las medidas implementadas.

Organización

Hemos colaborado con la Junta de Andalucía para desarrollar nuestro protocolo COVID-19, el cual no solo está conforme a los estándares del sector, sino que los supera.

Para limitar el contacto entre todos (los peques, el personal de la guarde, los papis) nos hemos dividido en grupos de convivencia, constituidos por los niños y las niñas de una clase de grupo reducido y su tutora. Las clases no tienen contacto entre ellas: el desayuno, el almuerzo, y la merienda se sirven en el aula, la siesta se duerme en el aula, y aprovechamos nuestros tres patios distintos para que no haya coincidencia.

Las horas de entrada y salida también se han organizado para limitar el contacto y reforzar la higiene. Los familiares de los peques ya no entran en la guarde, sino esperan en el patio, guardando la distancia de seguridad y poniéndose en la fila correspondiente, para que una trabajadora salga a coger al niño o a la niña. Los carros se pueden dejar en el aparcamiento de carritos, bajo la condición de que se desinfecten cada día. Antes de salir de casa, se habrá tomado la temperatura de todos los peques, la cual se comunica a las seños. De todas maneras, al entrar a la guarde se toma la temperatura de nuevo. También se desinfectan los zapatos con una alfombra desinfectante y también un spray de alcohol, y se desinfectan las manos con gel hidroalcohólico.

El centro

Nuestro centro ha sido diseñado pensando en el bienestar de los niños y las niñas. Como ya se ha mencionado en este blog, contamos con tres patios exteriores para que las clases puedan jugar al aire libre sin tener contacto entre ellas. En la era de COVID-19 salimos al patio más que nunca, aprovechando los espacios para hacer varias actividades en el exterior, como por ejemplo las asambleas.

Según los expertos, es imprescindible la ventilación adecuada para evitar los contagios del COVID-19, ya que contagia mayormente vía transmisión aérea. En Wonderland disponemos de un sistema de ventilación forzada automático, igual que un quirófano, que funciona de forma constante, metiendo aire limpio de la calle y expulsando el aire de las aulas directamente a través de dos salidas en dos calles distintas. Este sistema, además de la ventilación natural a través de las ventanas y puertas en cada aula, garantiza una calidad de aire óptima, y evita la acumulación de bacterias y virus, y la mezcla de aire entre clases. El centro también está climatizado para asegurar una temperatura cómoda en todo momento.

En Wonderland siempre queremos 100% transparencia, y en los años anteriores invitábamos a los familiares de los peques a visitar el centro dentro del horario de operación. Estamos muy orgullosos del trabajo que hacemos (¡y lo que hacen los niños y las niñas, por supuesto!) y nos encanta mostrarlo. Desafortunadamente, este año hemos decidido evitar el contacto con el exterior, tanto por parte de familiares como proveedores, mantenimiento de las instalaciones, etc. Si hace falta alguna visita o mantenimiento, ha de tener lugar fuera del horario operativo y con medidas extras, como cubrir los zapatos. En cuanto a los proveedores, como los del catering, hacemos entrega sin contacto.

Higiene y salud

Hemos adoptado varias medidas tanto para los niños y las niñas como para las seños para controlar los indicadores de salud y la higiene. Al entrar a la guarde, todo el mundo desinfecta los zapatos y las manos, y se toma la temperatura. A los peques se les toma la temperatura dos veces más a lo largo del día, antes de la siesta y después de la merienda.

Los niños y las niñas están aprendiendo a lavarse las manos con jabón antes del almuerzo y la merienda (¡con ayuda de la seño!) para formar buenos hábitos en un mundo donde la higiene personal es más importante que nunca. Además, se desinfectan las manos varias veces a lo largo del día.

Todo el personal lleva mascarillas y zapatos exclusivos para el centro.

Limpieza

La limpieza del centro siempre ha sido una prioridad en Wonderland, pero este año la rutina se ha intensificado, con desinfección constante y limpieza profunda más frecuente.

Dentro del aula, los muebles y objetos comunes se desinfectan entre actividades, como los juguetes, puzles, mesas, y sillas. Los objetos personales se guardan separados en sus casilleros, como los cepillos de dientes y las mudas. También hemos decidido etiquetar las camas con los nombres de los niños y las niñas para que siempre usen la misma, y aun así se desinfectan después de cada uso. Los patios también se desinfectan frecuentemente, tanto los juguetes como los suelos.

Actuación frente a posibles casos

Los familiares han firmado una declaración responsable, comprometiéndose a no traer a su hijo o hija en caso de que él/ella o los familiares convivientes presenten síntomas o hayan tenido contacto con un caso positivo. También se les ha entregado el protocolo de actuación, para ir todos en la misma dirección.

En el caso de que hayan estado en contacto con un positivo confirmado con test, deben aislarse inmediatamente, tengan síntomas o no.

Si un familiar que convive con el niño o incluso el pequeño diera positivo en el test, deberán avisar al centro y por supuesto no deben venir hasta tener una prueba negativa y no tener síntomas compatibles con el virus.

Aunque los médicos son quienes mejor dan las indicaciones, si se ha estado en contacto con alguien positivo y el niño es negativo, incluso no presenta síntomas, debe estar 10 días aislado (con los papás y mamás). Si las personas que viven con él/ella, sí han dado positivo, la cuarentena será de 14 días y volverán al centro cuando las pruebas sean negativas y los médicos les indiquen que ya pueden volver a hacer vida normal. Nos entregará el test confirmando su negatividad para tener constancia de ello, y una trazabilidad en caso de ser necesaria.

Estudios científicos sobre la transmisión del virus en menores

Numerosos estudios evidencian que, con las medidas pertinentes, las escuelas no están siendo un foco de contagio. 

De hecho, la mayoría de los casos reportados en menores —según estudios realizados en España, Alemania y Noruega— se producen en el entorno familiar.

En España, un estudio que vigila a colegios de 5 comunidades autónomas diferentes, ratifica que las aulas no son focos de propagación de COVID-19 ni de grandes cadenas de contagios. 

Aun con todas estas evidencias científicas que indican que los más pequeños no son el foco de esta pandemia, en Wonderland no bajamos la guardia y seguimos trabajando para que nuestra escuela siga siendo un entorno saludable y un segundo hogar de diversión y aprendizaje para nuestros niños.